www.ana-briongos.net

| Ir a la página principal | Ir a mi blog: pasionviajera |

Afganistán, arte, cultura

Literatura

Mirza Abdul Qader BEDIL (1642–1720)

Poeta nacido en la región afgana cercana a la ciudad de Balkh en el siglo XVII. Durante la dinastía mogol su familia se trasladó a la India donde vivió y escribió. Aunque de etnia uzbeka, Bedil se crió en la India. Su lenguaje es complicado así como su pensamiento. Es dificil de descifrar incluso  para los Dari parlantes. Los afganos lo veneran. A pesar de ser un poeta de lengua persa raramente aparece en las listas de poetas de Irán.

Rahman Baba (1650–1715)

Abdur Rahman Baba, conocido popularmente como Rahman Baba, sigue siendo hoy en día uno de los poetas más populares entre los pashtunes. Su poesía, escrita en lengua pashtú, expresa el lado pacífico y místico de la cultura local.

Khalilullah Khalili (1907–1987)

Ustad Khalilullah Khalili, poeta afgano en lengua Dari (variante afgana del persa) y el más prolífico del Afganistán moderno. Fue el iniciador de la poesía moderna en Afganistán (Sher e nimai o poesía nimáica, referente al poeta iraní Nima Yushij). Publicó casi cincuenta libros de poesía, ficción, historia y estudios sufíes. Fue ministro de información durante el reinado de Zahir Shah y embajador. Murió en Peshawar (Pakistán) y está enterrado al lado del gran poeta pashtú, Rahman Baba.

Música

Taranasaz

Shah Wali Wali (1927 – 2007), conocido como Taranasaz, es un importante compositor afgano de canciones. Sus composiciones se convertían en éxitos cantadas por los cantantes afganos del momento. Ha influido y ha dado estilo al ghazal afgano moderno.

Ahmad Zahir

Nació en 1946 en Laghman, Afghanistan, su padre era médico doctorado en EEUU. Ahmad Zahir fue el más popular, querido y admirado fenómeno de la música popular de Afganistán. Si vida fue corta pues murió asesinado a los 33 años de edad. Ahmad Zahir es un mito nacional y sus canciones siguen sonando en los hogares afganos.


Rodaje  en Kabul de "Los ojos de Ariana" de Ricardo Macián

Mensaje de Ricardo Macián recibido el 10 de febrero de 2006

Hola Ana:

Llevo tres semanas en Kabul y la situación es la misma que al principio, ni más ni menos grave. Hubo tres días de manifestaciones por el tema de los cartoons (las caricaturas de Mahoma) y por la Ashura de Alí, fiesta Chiita, pero nosotros nos alejamos de todo este asunto. Sabes que Kabul es una ciudad de más de dos millones de habitantes, y es relativamente fácil no meterte dentro de ninguna manifestación si no quieres, así que estamos trabajando con normalidad con la colaboración de los trabajadores del Afghan Film (Filmoteca de Kabul). Vimos pasar la manifestación en contra de las viñetas desde dentro del edificio del Afghan dónde rompieron un cristal y oímos algún disparo a lo lejos, pero esa es toda nuestra experiencia con el tema.

Cuando ves los informativos, se condensa en tres minutos el movimiento de todo los países y parece que se va a acabar el mundo, que todo el Mundo Islámico está en armas, pero nuestra experiencia es que toda ciudad tiene su vida propia. El panadero hace su pan, el taxista conversa sobre estos temas contigo... La verdad es que en Kabul se respira entre la gente ganas de salir adelante. Otra cosa es subir a altas esferas o meterte en política. La inseguridad fuera de Kabul, depende más de las bandas de ladrones que del terrorismo, a pesar de que últimamente se han incrementado las explosiones, pero es como si en los años 80, uno decidiera no ir al País Vasco por miedo a que le explote una bomba en la cara. Salvando las distancias, si uno va con tiento de no ir donde no toca, no hay problema. Además estamos en contacto con el embajador (somos los únicos civiles españoles que van por libre en toda Afganistán) y el trato es prácticamente diario. Mis amigos aquí también están diariamentes preocupados para que no tengamos ningún problema. Como puedes ver estamos bien arropados. Bueno, esto en cuanto a la situación política.

     

Nosostros estamos rodando la película documental "Los Ojos de Ariana". Es la historia de cómo nueve trabajadores del Afghan Film resistieron la presión de los Talibán durante cinco años para salvar el archivo fílmico de su país, construyendo dobles fondos y engañando a los responsables del Ministerio de Cultura y Asuntos Religiosos bajo amenaza de muerte. Es una bonita historia para la que contamos con su colaboración, la de un amigo cuenta cuentos  "Sarwarhan" (un viejito entrañable) y de las nuevas generaciones de cineastas. Todos tienen una gran ilusión por poder trabajar en este difícil país y que la cultura le gane el pulso a la barbarie. Un beso. Ricardo

Rodaje "Los Ojos de Ariana" El Afghan Film han sido los Ojos de Afghanistán desde que el cine hizo presencia en Afghanistán, antiguamente "Ariana", la tierra de los Arios. Durante los cinco años del periodo talibán sus ojos se cerraron... Llegaron a prohibir el "canto de los pájaros".  En la foto, mercado de los pájaros en Kabul. Aunque se intente acabar con la cultura, ésta siempre permanece latente a la espera de poder salir. Sarwarhan, el viejo de la foto, es un ejemplo. Como dice él, analfabeto pero garante de la Cultura a través de la tradición oral: "Siete bolsillos tengo y mil palabras en cada bolsillo, dime que te preocupa y te contaré un cuento" En la foto Mirwais (joven director de cine) con Jesús (director de fotografía), Sospi (técnico de sonido), Sarwarhan y yo. Faltan del equipo Rubén (productor), Javi (asistente de cámara y montador), Mir (ayudante de sonido en Afganistán). Todos deseamos a los viajeros que pronto se pueda recorrer éste maravilloso país, especialmente a los amigos de Ana y su Página Web.

Un saludo de todos los miembros del Afghan Film.

Mensaje enviado por Ricardo Macián en febrero de 2007: La película "Los ojos de Ariana" fue seleccionada para la sección oficial de largometrajes en el Festival de Málaga.


En busca del Buda sepultado

Fuente: Arte-TV

Un tercer buda gigante reposa bajo la tierra de Bamiyan, afirma Zemaryalai Tarzi, arqueólogo francés de origen afgano que, desde hace dos años, excava al este del lugar donde estaba el antiguo Buda pequeño.

Zemaryalai Tarzi dirigió el Instituto arqueológico de Kabul hasta 1978, fue director del museo de Kabul  y conoce Bamiyan mejor que nadie. A causa de la invasión soviética este especialista de los monasterios budistas se exilió en Francia, donde había estudiado. En la actualidad da clases en la Universidad Marc-Bloch de Estrasburgo. Tarzi se basa exclusivamente en el relato de viaje del chino Hsüan-Tsang. Su tesis es controvertida, y los daños causados por sus excavaciones provocan serias críticas por parte de los círculos científicos. Los arqueólogos japoneses son los más fervientes partidarios de los sondeos por radar.

Durante los dos veranos 2003 y 2004, Tarzi ha desenterrado numerosas cabezas de Buda, pequeñas,  y fragmentos de esculturas. Estos descubrimientos deberán ser expuestos en un futuro museo en Bamiyan.

Tarzi ha fundado la « Association for the Protection of Afghan Archaeology » (APAA).

Información sobre las investigaciones de Z. Tarzi en el sitio internet de la
Association APAA


dos libros interesantes sobre afganistan

Se han publicado dos libros interesantes sobre Afganistán. Uno en catalán, escrito por Toni Arbonès,  periodista de Catalunya Radio  donde explica su experiencia al ser enviado al Pakistán después del 11 de setiembre y su entrada en Kandahar, es una estupenda visión de la situación periodística en circunstancias extremas pero desde el lado de los que disponen de pocos medios, con sentido del humor y, por supuesto, de la responsabilidad.

El otro escrito por Jordi Raich, enviado por Cruz Roja Internacional durante los últimos años a Afganistán para visitar las cárceles e informar de la situación de los presos, primero bajo los talibanes y luego bajo el poder de la Alianza del norte y de los señores de la guerra.

Se titula Afganistán también existe (Península)

Hay mas información en la sección de libros  sobre afganistán.

 

ecoestadistica.com

| Ir a la página principal | Ir a mi blog: pasionviajera |